estudios-vs-trabajo

Cuando comienzas a teletrabajar todo cambia en tu vida. Ya no te dedicas 100% a estudiar y el trabajo comienza a ser parte de tu vida y de tu tiempo.

El desafío con el que te encuentras es el siguiente: cómo hacer para no bajar tu nivel académico y tener energías para trabajar.

Por eso, hoy te traemos 10 hacks para que puedas emprender este desafío con éxito:

  1. Fija tus horarios de estudio

Probablemente, antes estudiabas a cualquier hora. Cuando tenías tiempo o ganas. Si te invitaban a salir, suspendías el estudio porque luego lo retomabas.

Ahora, el teletrabajo toma una parte de ese tiempo libre que tenías. Lo más responsable si empiezas a trabajar y estudiar es fijar tus horarios de estudio para que lo que es más importante para ti en este momento no se eche a perder.

  1. Enfócate y elimina las distracciones

Tanto para estudiar como para trabajar, debes evitar que te interrumpan. Tienes menos tiempo y por ende, debes aprovecharlo. Cuando te sientes a teletrabajar o a estudiar, apaga todos los dispositivos electrónicos, bloquea las redes sociales, cierra la puerta y coloca un cartel para que nadie te moleste.

  1. Hackea tu forma de estudiar

No puedes sentarte a leer un apunte porque sí, ya que no sabes si luego tendrás tiempo de volverlo a leer en modo “estudio”. Cada vez que comiences tu jornada de estudio, trata de incorporar lo que has leído, conceptualízalo en algo que pueda llegar a incluirse en un examen y estudia para “el final” desde que comienzas a cursar la materia.

  1. Olvídate de algunos fines de semana

Los fines de semana son días que tienes libres por completo. Debes aprovecharlos al máximo para organizarte, adelantar lecturas, terminar trabajos y contactar nuevos clientes.

Esto no significa que no vayas a descansar nunca. Puedes elegir por ejemplo, el sábado a la tarde/noche para divertirte y utilizar la mañana del sábado y la tarde del domingo para trabajar o estudiar.

  1. Invierte algo de dinero en tener más tiempo

Ahora que comenzarás a tener algo de dinero, la mejor forma de utilizarlo es ¡en tu tiempo!

Si tu ordenador siempre te da problemas y tardas el doble en hacer tu trabajo, piensa en invertir.

Si sabes que con un Smartphone podrías responder E-mails a clientes desde el bus, invierte.

Si hay algún curso o E-Book que te ayudaría mucho a mejorar tu trabajo o estudio, ¡invierte! Utiliza tu dinero de forma inteligente. Aprovecha todas las inversiones que te ayuden a trabajar y estudiar más rápido.

  1. Aprovecha los días de negociación

Mientras esperas la respuesta de un cliente o las especificaciones de un trabajo, tienes el tiempo ideal para estudiar y adelantar tus tareas.

  1. Recuerda tu objetivo principal

La meta en esta etapa de tu vida es graduarte de la universidad. Por eso, cuando no tengas ganas, recuerda por qué has elegido tu carrera, quién quieres ser, qué sueñas hacer. Medítalo a diario para no perderlo de foco.

  1. No temas cometer errores

Las historias motivadoras de internet pueden terminar por deprimirte. Recuerda que muchos estudiantes desaprueban al menos una vez, y que los teletrabajadores no siempre son elegidos para todos los trabajos a los que se postulan. Ten un plan de contingencia y no pongas tu futuro en la cuerda floja por una pequeña baja.

  1. No te sobrecargues

El estrés tiene un impacto terrible en la salud y el bienestar de las personas, por lo que mantenerse balanceado es VITAL. Si te sientes presionado, tómate un descanso. Trata de descubrir qué está causando el problema y planifica los cambios acorde que necesitas realizar. Recuerda que trabajar y estudiar a la vez no implica que ocupes 20 horas del día haciéndolo.

  1. Aprende a priorizar

Cuando te has cargado de trabajo y se avecina un examen, debes aprender a priorizar. Prueba de charlar con tu cliente y pedirle de extender la fecha de entrega. Trata de maximizar tu tiempo de estudio enfocándote en ese examen.

Llegado el caso de que tengas que elegir, prioriza tus estudios. Si NO puedes desaprovechar esa oportunidad de trabajo, tendrás que quedarte despierto por la noche y terminar… Aunque, de seguro, no te ocurrirá si sigues todos los consejos anteriores 😉

Recomienda estos hacks en tus redes sociales si consideras que puede ayudarle a alguno de tus conocidos. Déjanos tus comentarios y sugerencias sobre balancear trabajo y estudio y cuéntanos –si la has tenido- tu propia experiencia. Sino, coméntanos tus dudas!