trabajar desde casa: consejos

¿Cuántas veces pensaste en tener tus propios horarios, poder conciliar sin problemas vida laboral y familiar, y ganar dinero por Internet desde casa?

Como sabes, todo eso es posible gracias a las Nuevas Profesiones de Internet.

Y de hecho, cada vez son más las personas que están buscando Internet nuevas maneras de generar ingresos rentables.

Si has empezado ya a trabajar desde casa habrás podido comprobar que tiene muchísimas ventajas…

Pero si no sabes cómo gestionar tu tiempo y cómo organizarte para sentir que tu día es productivo y que realmente estás avanzando, entonces lo más probable es que estés desperdiciando una gran oportunidad para realizar mejor tus tareas y ganar más dinero.

Por eso quiero compartirte 11 consejos especiales para personas que trabajan desde casa (o tienen intención de hacerlo) y que te ayudarán a sacar el máximo provecho mientras trabajas en las Nuevas Profesiones de Internet.

Si los aplicas bien, no solo te sentirás mucho más optimista y feliz trabajando desde casa sino que además repercutirá en la calidad de tu trabajo y, por tanto, en tus ingresos.

11 “trucos” para trabajar desde casa y ganar dinero por Internet

Muchas personas creen que para trabajar desde casa solamente hace falta tener una computadora y un trabajo que lo permita… Sí y no.

Todo eso es imprescindible, pero también existen una serie de “trucos” y consejos que ayudan a que el día a día sea mejor, más productivo y que te permita hacer más tareas en poco tiempo.

Aquí te muestro 11 de los consejos que a mí me funcionan muy bien y que está demostrado que tienen un gran impacto entre todas las personas que trabajan desde casa.

Te invito a que los leas, los pongas en práctica y me dejes un comentario contándome qué te parecieron y si ya vienes siguiendo alguno de ellos.

1) Crea un horario. Trabajar desde casa significa que tienes total libertad para crearte un horarios… Pero hazlo.
Establece unas horas que pasarás dedicándote a tu nuevo emplo y cúmplelas sin “peros”.
Ten claro cuándo es el momento de trabajar y cuándo el momento de divertirse.

2) Vístete. Una de las maneras más fácil para cambiar de “perezoso” a profesional es vestirse por las mañanas.
Trabajar desde casa permite que podamos usar la ropa que queremos, y aunque eso es una gran ventaja tienes que evitar trabajar con la misma ropa con la que te despertaste: es decir, con pijama.
El cambio de pijamas a pantalones vaqueros y camisa, junto con pasar por el baño, asearse y peinarse, hace que uno se sienta listo para empezar el día.
Si te hubieses quedado en pijama probablemente nunca hubieses empezado o hubieses tenido la tentación de tomar la siesta toda la tarde.

3) Elimina las distracciones. Evita revisar tu correo, Facebook o Twitter cada dos minutos; y si crees que tienes cerca algo que te pueda causar distracción, aléjalo.
Además, recuerda a tu familia y amigos que, aunque estés en casa, debes respetar tu horario y evita que sus interrupciones paren tus tareas.

4) Lábrate tu propia oficina. Algo tan simple como sentarse en un escritorio en lugar de en el sofá, te ayudará a poner a tu mente en un marco de trabajo. También te ayudará a tener un lugar en el que dejar tu trabajo atrás al final del día.

5) Establece un programa / objetivos. Trabajar desde casa significa tener libertad para crear tu propio horario, pero sin embargo debe haber un horario de algún tipo.
Además, hay proyectos o tareas que son sensibles al tiempo y que deberías tener listos cuanto antes.
Por eso antes de empezar la semana márcate metas y fechas límites, eso te ayudará a saber qué tareas debes completar y cuándo. Y también te obligará a “apretarte el cinturón” y ponerte a trabajar.

6) Mantén el orden. Un hogar limpio y ordenado te ayudará a sentirte como si tuvieras el cerebro limpio y organizado.
Si el desorden comienza a acumularse (sobre todo alrededor de tu escritorio), será más fácil que te distraigas y baje tu productividad. Además, estarás pensando todo el rato en que debes limpiar ese desorden!

7) Separa tus tareas personales. Usa el tiempo que invertirías para ir al trabajo para realizar tareas personales.
Si trabajaras fuera de casa, probablemente tendrías una hora de trayecto todos los días.
Como tienes la suerte de evitarte eso, en su lugar pasa ese tiempo realizando asuntos personales como por ejemplo hacer la cama, vaciar el lavavajillas, ordenar la casa y así sucesivamente. Pero trata de no mezclar vida personal y profesional.

8) Evita la multitarea. Soy un fanático de la monotarea, y en realidad está demostrado que hacer solo una cosa al mismo tiempo aumenta el rendimiento y la productividad.
La multitarea es el asesino de la productividad, así que trata de evitar hacer varias cosas a la vez y enfócate solo en una tarea y empieza con otra solamente cuando termines la primera.

9) La cafetería es tu amiga. El simple hecho de salir de tu oficina durante un par de horas puede ser totalmente refrescante, e incluso ir a la cafetería puede ser aún más productivo que quedarte todo el día en casa trabajando.

10) Toma un descanso para comer. Probablemente, cuando estabas trabajando en una oficina te tomabas de 30 a 60 minutos para alejarte de tu mesa y disfrutar del almuerzo
En casa es más fácil pasar por la cocina y volver a tu escritorio… Pero intenta evitarlo.
El simple hecho de tomar un descanso para almorzar es crucial para dar descanso a tu cerebro.

11) Aprende a decir “basta”. Uno de los mayores desafíos de trabajar desde casa es saber cuándo parar.
No tengas tu computadora prendida todo el día, no dediques todas tus horas a tu trabajo y aprender a decir “basta por hoy”. Trabajar desde casa también implica comodidad y diversión, así que dedica tiempo a eso!

¿Qué te parecieron estos 11 tips para aprovechar mejor tu día trabajando desde casa?
Te recomiendo que los pongas en práctica y compartas la información con todas las personas que creas que puede interesarles.