trabajar desde casa mamaEn los días actuales los espacios laborales han cambiado mucho.  Actualmente no es extraño ver que las personas  hacen sus trabajos desde la comodidad desde casa y muchas mamás ven el trabajo desde casa como una oportunidad para estar más pendientes de sus hijos.
A pesar de las enormes ventajas que tiene trabajar desde casa,  mantener la productividad y el entusiasmo puede convertirse en una tarea difícil, sobre todo cuando debes dedicarle tiempo a una familia  y por eso queremos presentarte algunos consejos efectivos para que el teletrabajo sea mucho más fácil de llevar.

8 claves para trabajar desde casa

•    Define un lugar específico para tu trabajo:
El espacio en el que trabajamos puede definir en gran medida la calidad de nuestra labor. Procura que el área que has elegido para trabajar desde casa esté dedicada únicamente a este fin. Esto favorecerá tu concentración y te permitirá organizar mejor tus labores.

•    Haz cada día una lista de pendientes u horario:
Organizar el tiempo es tal vez uno de los mayores retos del trabajo desde casa. Establece una rutina como la que tendrías en cualquier oficina y trata a toda costa de cumplir las metas que estableces para cada día. Incluye en tu rutina el tiempo que pasarás con tus hijos y en las labores de casa.

•    Capacítate constantemente:
Una de las claves que te harán competitivo dentro del oficio de trabajar desde casa, es la habilidad técnica e instrumental que tengas. Es fundamental que te capacites, que aprendas cosas nuevas que te ayuden a ofrecer servicios más completos a tus posibles clientes.

•    Utiliza bien tu tiempo:
Si estuvieras en una oficina corriente no podrías pasar toda la jornada hablando por teléfono o revisando tus redes sociales, y si quieres que tu trabajo desde casa funcione bien, debes evitar al máximo estas distracciones. El teletrabajo requiere la misma dedicación y compromiso que cualquier otra labor.

•    Busca ayuda cuando sea necesario:
En ocasiones la carga laboral es mucha y el tiempo es difícil de distribuir entre la familia, las cosas del hogar y el trabajo. Cuando sea necesario, solicita a alguien que te dé una mano con alguna de estas tareas. La idea no es que te sobrecargues y te llenes de estrés.

•    Establece momentos para descansar:
No se trata solamente de trabajar. Naturalmente también necesitas espacios para moverte un poco, despejar tu mente y estirar todos tus músculos. Aprovecha que tienes la autonomía para decidir los momentos en que descansarás; recarga tu energía y vuelve al trabajo mucho más motivada y comparte tiempo con tus hijos y tu pareja.

•    Sal de casa:
Trabajar desde casa puede llegar a ser tan estresante como estar en cualquier otro lugar de trabajo. Es fundamental que dejes espacios dedicados a tu diversión, a salir de casa y ver paisajes diferentes. Además de tu lugar de trabajo, tu casa es tu templo y no debes agobiarte estando todo el tiempo entre cuatro paredes. Procura no dejar de lado las actividades en familia por estar trabajando.

•    Cuida tu salud:
Aliméntate bien, procura llevar una rutina de ejercicios y siempre cuida tu postura a la hora de trabajar. No seas mezquino con el tiempo que dedicas para tu autocuidado; dedica varios días o varios momentos del día al compartir con tu familia.

Si has encontrado que este artículo puede ser útil para las personas que han comenzado a trabajar desde casa o que tienen planes de hacerlo, no dudes en compartirlo en tus redes sociales.