Empezar a  teletrabajar sin dejar tu empleo parece misión imposible ¿no?  Es de locos pensar que luego de 8 horas de trabajo, más el tiempo para dedicarle a tu familia y otras obligaciones te quede tiempo y energía para teletrabajar. Pero ¡ Si se puede! De hecho, muchísima gente lo hace y al cabo de un tiempo ya pueden dedicarse 100% al teletrabajo. ¿Cómo lo hacen? La clave está en tener bien claro el ¿Para qué quieres dejar tu empleo para empezar a teletrabajar? Esa respuesta te va a dar la chispa, esa motivación que te ilumine cuando el cansancio o la desgana te quieran apagar. Ese motivo debe ser algo muy importante para ti, algo que esté de acuerdo con tus valores, con el tipo de persona que quieres ser y el tipo de vida que quieres tener.

Empezar a teletrabajar sin dejar tu empleo es posible

  1. Ten presente tu motivo:  Visualiza la imagen en que consigues todo aquello que deseas. Apunta y ten a mano esa lista de beneficios que vas a obtener y ve apuntando en el mismo papel los beneficios que vas empezando a obtener. Cada mañana antes de levantarte de la cama visualiza y recuerda ese motivo para que te de fuerza de ir a tu empleo regular y luego ponerte a teletrabajar. Ten en mente ese motivo durante todo el día.
  2. Empieza a trabajar en tu mentalidad emprendedora.  No es la misma mentalidad tener un empleo tradicional que teletrabajar. Ten confianza en que lo conseguirás, limita las excusas y gestiona tus emociones.
  3. Pon una fecha: ¿Cuándo quieres dejar tu empleo regular para dedicarte totalmente al teletrabajo? Si fijas el día en el calendario y lo tienes a la vista, será fácil conseguir tu objetivo.
  4. Traza un plan de acción: Detalla las acciones necesarias, cómo y cuándo las llevarás a cabo. Apunta los recursos que tienes y los que necesitas. Tacha las acciones realizadas y resalta las que no has podido realizar. ¡Se tu propio jefe desde ya!
  5. Implica a tu familia: Que te apoyen tanto anímicamente como que te dejen espacio para combinar ambas actividades será importantísimo para que avances con energía. Comparte tu motivo con ellos.
  6. Empieza de a poco: no pretendas trabajar 16 horas de golpe ¡No es realista! Puedes terminar con estrés y lo peor de todo puede que termines tirando la toalla.
  7. Dedica un tiempo para recuperar fuerzas. Haz cualquier cosa para desconectar; descansa, sal a pasear, juega con tus hijos, mira una película, medita, lee o haz ejercicio. Desconecta para luego poder conectar con todas las luces.
  8. Asume el sacrificio: Sin duda será una etapa dura, pero si tienes un buen motivo para hacerlo, te será mas llevadero.

8+1)Celebra lo que vas logrando y aprende de tus fallos.

Escribe debajo que te han parecido estos consejos para empezar a teletrabajar sin dejar tu empleo. ¿Cuál es tu motivo para pasarte del trabajo regular al teletrabajo?¿Qué has hecho hasta ahora que te haya funcionado?  Tu historia nos importa.