Mentalidad del teletrabajador

Si realmente quieres triunfar como teletrabajador, no basta con tener talento y trabajar duro. Lo más importante es tener mentalidad adecuada. ¿Qué es esto? Te lo explico, es muy fácil. Si has elegido teletrabajar; probablemente sea porque estás harto del trayecto al trabajo, hacer determinadas tareas en determinadas horas, depender de tu jefe y recibir una paga fija al mes. Lo que realmente quieres es trabajar desde donde quieras, dedicarle las horas que quieras a hacer realmente algo te gusta, siendo tu propio jefe y recibir varios pagos; uno por cada cliente que tengas.  ¿Ves el contraste entre una vida y la otra?

Si cambias a una vida más independiente, ¿Por qué seguir pensando igual? Es mejor que  adquieras la mentalidad del teletrabajador y abandonar la del empleado lo más rápido posible. Esta nueva mentalidad te ayudará a insertarte más rápido al mercado freelance, te ayudará a adaptarte a los cambios y a obtener mejores resultados.

Vamos al grano.

Las 9 diferencias entre la mentalidad del teletrabajador y del empleado son:

Diferencia 1.    

La mentalidad del teletrabajador no se conforma y siempre busca nuevas oportunidades laborales y trata de mejorar cada día. La del empleado busca permanecer en el mismo trabajo cumpliendo con lo que se le ha asignado.

Diferencia 2.     

El teletrabajador toma riesgos, toma la iniciativa, mueve fichas. El empleado se mantiene en su zona de confort esperando que pasen las horas para irse a su casa.

Diferencia 3.    

El teletrabajador sigue aprendiendo y avanzando para ofrecer siempre lo mejor. El empleado aprendió a hacer sus tareas y ya no cambia la manera de hacerlas.

Diferencia 4.    

El teletrabajador tiene la visión a corto, mediano y largo plazo planifica y previene adversidades. El empleado ve el viernes, las vacaciones y la jubilación.

Diferencia 5.    

El teletrabajador es creativo y ve cada problema como una oportunidad de aprender y avanzar. El empleado ve los problemas como algo que les perjudica.

Diferencia 6.    

El teletrabajador es responsable de sus acciones, decisiones y sus consecuencias. El empleado busca responsabilizar a las circunstancias o a otros por los problemas que puedan ocurrir.

Diferencia 7.    

El teletrabajador es extrovertido y busca nuevos y mejores clientes y no le da vergüenza hablar de sus talentos. El empleado es tímido y evita hablar de si mismo con sus jefes.

Diferencia 8.    

El teletrabajador puede dedicarse a varias tareas a la vez; buscar clientes, hacer su trabajo, manejar sus finanzas. El empleado se dedica a sus tareas rutinarias.

Diferencia 9.    

El teletrabajador tiene una gran automotivación por trabajar cada día y no desiste ante la frustración. El empleado necesita una recompensa económica o de tiempo.

Ahora que has visto las diferencias ¿Qué mentalidad tienes? Si aún permaneces en la del empleado ¿Crees que puedes cambiarla?

Al leer esta lista, parece que el empleado vive más cómodo y con menos preocupaciones ¿No? Pero nadie mejor que tu sabe que aunque el teletrabajo tenga sus desafíos, la recompensa de la libertad de teletrabajar no se compara con nada. Coméntanos debajo si quieres ampliar más esta lista.

0 0 vote
Article Rating
2
0
Would love your thoughts, please comment.x
()
x