uppzutsitvpcw8jgvvat

Que cada vez son más las empresas que contratan trabajadores freelance, o teletrabajadores, es una realidad. Según Sebastián Siseles, director general de la plataforma de teletrabajo Freelancer.com “cerca del 70% de las profesiones pueden ser realizadas a distancia, sin necesidad de estar en la sede de la empresa. Y si nos vamos a internet, casi todos los trabajos pueden hacerse de este modo”.

Por otro lado, la prestigiosa revista Forbes asegura: “En el 2014, 42 millones de americanos (un tercio) de la población económicamente activa son freelancers. Para el 2020 se espera que sea LA MITAD.”

No hay dudas: la revolución del teletrabajo ya empezó y no va a parar.

TELETRABAJO VS. TRABAJO TRADICIONAL

¿Por qué millones de empleados cada día prefieren renunciar a su trabajo  y comenzar una carrea como profesionales independientes? Para contestar esta pregunta, veamos cómo es un día en la vida de un empleado normal.

Generalmente, el empleado se levanta muy temprano para llegar a su trabajo a las 9 de la mañana y no perder el presentismo. Eso implica perder tiempo en tráfico y dinero en viáticos. Una vez que está en la oficina, sabe que se quedará allí hasta las 6 de la tarde,  horario en el que comenzará a emprender el derrotero para volver a casa. En el medio, deberá lidiar con jefes, colegas, y con un trabajo que generalmente es rutinario y poco estimulante.

Cuando el trabajador llega a casa está cansado y casi no tiene tempo para disfrutar de tiempo de ocio, -que relega solamente al fin de semana-, o de pasar un rato con su familia.

Ok. No todos los trabajos son así. Pero, ¿quién nunca tuvo un empleo similar al que hemos descripto? ¿Y quién nunca pensó que podría hacer su trabajo perfectamente desde casa, con más comodidad y flexibilidad horaria?

NO HAY DUDAS: EL TRABAJO FREELANCE FACILITA ESE EQUILIBRIO TAN BUSCADO.

Hoy en día, muchas empresas optan trabajar con profesionales freelance, ya que están mucho menos estresados y más motivados que los empleados en relación de dependencia. Esto se debe a que el freelancer puede disponer de su tiempo, se ahorra grandes y molestos trayectos en automóvil y puede pasar más tiempo con sus amigos, familia, o haciendo actividades que disfruta. Puede trabajar desde su casa, en un bar, y participar de distintos proyectos simultáneos, u ofrecer sus servicios a una sola empresa.

¿El resultado? El teletrabajador está más contento con su trabajo, es más fiel a sus clientes, tiene menos estrés y es más productivo. Nada mal, ¿verdad?

¿ES VERDAD QUE EL TRABAJO FREELANCE NO ES ESTABLE?

Muchos tienen miedo a cruzarse a la vereda del teletrabajo porque temen perder su estabilidad laboral. Sin embargo, el freelancer inteligente sabe cómo construir una relación duradera de sus clientes y alcanzar la misma estabilidad que un trabajador en relación de dependencia. Además, conoce cómo manejar sus ingresos para no quedarse en “bancarrota” si pierde algún cliente. Y por supuesto, tiene suficiente experiencia para ganar constantemente nuevos trabajos y cuentas.

En conclusión: ¡el trabajo freelance puede ser tan estable como tú quieras! Tal vez no los primeros meses, pero sí puede lograrse a largo plazo.

Y tú, ¿cómo te ves siendo un profesional freelance? ¡Cuéntanos! Y si quieres saber cómo desarrollar tu carrera como teletrabajador, ¡escríbenos!, y conoce todas las posibilidades laborales que puedes encontrar, a solo un click de distancia.