Pensar y planificar nuestro futuro nos permite tomar acciones que vayan en post de lo que queremos lograr. Nuestro trabajo se vuelve una parte esencial en ese caminar dirigido a lo que deseamos. Sin embargo, en muchas ocasiones el trabajo se vuelve una carga tan pesada que sólo hace nuestra vida más difícil, llenándonos de estrés y mal humor.

Y es que estar atrapado en un lugar que no te llena, no solo produce frustración sino que también te impide creer profesionalmente y alcanzar tus metas. Es por esto que es muy importante que puedas analizar tu vida y plantearte posibles cambios que puedan ayudarte a mejorar.

5 pistas que te ayudarán a  saber si es hora de dejar tu trabajo actual

 

 

Más allá de sentirte sumamente cansado al final del día, existen algunos elementos que puedes identificar y descubrir si es el momento de atreverte a cambiar y dejar tu trabajo actual:

 

  • Te sientes física y mentalmente exhausto:

Es totalmente normal sentirse casando luego de una jornada laboral. Sin embargo, si notas que más allá del cansancio tu trabajo te genera un agotamiento físico y mental, puede que sea una clara señal de que necesitas un cambio. Muchas veces este agotamiento dificulta o impide cumplir con tus responsabilidades diarias de manera eficiente.

 

  • Te sientes cargado de energía negativa:

Quejarse es algo normal, pero cuando se vuelve la norma en tu vida ya estás frente a una negatividad tóxica que te afecta a un nivel personal. Esto puede incluso generarte enfermedades y niveles de estrés muy altos.

 

  • El desánimo es una constante en tu vida:

Si constantemente te encuentras sin ganas de ir a trabajar y te das cuenta que tienes que convencerte a ti mismo de los motivos que te hacen cumplir con tu labor, es una clara señal de que es hora de buscar un nuevo rumbo.

 

  • Estás en un ambiente laboral tóxico:

Muchas veces en el trabajo nos encontramos rodeados de personas realmente tóxicas que expresan una negatividad constante, que critican a otros y que incluso buscan maneras de afectar el trabajo de sus compañeros. Si te encuentras en condiciones así y estás consciente de que es poco probable o imposible que estas personas mejoren su actitud, es hora de buscar un nuevo trabajo.

 

  • Cometes errores constantemente:

Errar es humano. Sin embargo, cuando los errores son muy frecuentes y fácilmente evitables, puede ser una pista de que te cuesta concentrarte en tu trabajo y no logras enfocar tu mente y esfuerzos en cumplir con tus responsabilidades.

Sí, sabemos que tomar esta decisión no es nada fácil. Pero debes recordar que alcanzar tus metas se volverá una carrera cuesta arriba si estás en un lugar en el que no te sientes cómodo y que frena tu progreso. Si te sientes identificado con más de uno de estos aspectos, quizás sea hora de que tomes estas decisión.

 

Acá te compartimos algunos consejos que te permitirán dejar tu trabajo de una buena vez por todas:

  • Prepara un plan de acción
  • Comienza a buscar nuevas oportunidades de trabajo
  • Prepara una carta de renuncia clara y sincera, y entrégala con antelación
  • Define qué nuevas acciones podrían ayudarte a alcanzar tus metas
  • Toma la decisión -el que no arriesga, no gana!