Cómo Convertirte en un Asistente Virtual Imprescindible

Si eres un asistente virtual o quieres serlo, hay habilidades adicionales que necesitas aprender para volverte realmente imprescindible para tus superiores, y es que no hay nada como un asistente independiente, creativo e ingenioso que sepa desenvolverse bien ante cualquier reto que se le presente.

No se trata de asumir toda la carga de trabajo para aliviar las responsabilidades a tus jefes, sino de crear un sistema eficiente que permita acelerar la productividad, de modo que aun si no te encuentras disponible todo funcione a la perfección, lo cual te valdrá el reconocimiento y la recompensa de quienes te han contratado.

Supera las expectativas en todos los aspectos

La razón principal por la que empresarios contratan un asistente virtual es simple: NECESITAN AYUDA. Ellos deben ocuparse y concentrarse en los asuntos delicados, en la toma de decisiones y la visión general de su empresa, por lo tanto delegan en sus asistentes la tarea de agendar sus actividades, contestar llamadas, organizar documentos, etc.

Dicho de ésta forma parece un trabajo sencillo, y lo sería si te limitaras seguir las instrucciones al pie de la letra, en lugar superar las expectativas de nuestros superiores. Sin embargo, te recomendamos que vayas mucho más allá y tomes la iniciativa para mejorar tu trabajo.

En lugar de limitarse a agendar actividades, crea horarios específicos, planificaciones mensuales para sus superiores y para otras personas dentro de la empresa, recuerda los tiempos de descanso y toma la iniciativa para cambiar citas a horarios más convenientes.

En lugar de simplemente contestar llamadas y tomar recados, se anticipa a las necesidades de clientes y empleados, da respuestas y evita perder el tiempo de los demás, transmite mensajes y opiniones propias sobre sus conversaciones telefónicas y por correspondencia.

Además de informar a sus superiores, mantiene a los empleados y a los clientes, cuidando de entregar memorándums a tiempo, concertar reuniones con anticipación, tener listas las promociones o noticias que van dirigidas al público, etc.

No solo organiza documentos, también lleva registros y archivos en orden, dando oportunidad a quienes lo necesiten de acceder a ellos fácilmente sin perder tiempo.

Un Asistente virtual debería saber de marketing y publicidad

Cuando se intenta exceder las expectativas, limitarse a seguir órdenes puede ser poco satisfactorio, en cambio si tienes conocimientos útiles, tu opinión será tomada en cuenta.

Entre esos conocimientos útiles ésta el mercadeo y la publicidad, cuestiones con las que todo directivo tiene que lidiar, independientemente de lo pequeño o grande que sea su negocio, y no todos ellos se desenvuelven bien en esa rama.

Si tus opiniones pueden servirle de apoyo para tomar decisiones, tu trabajo se verá recompensado, no solo monetariamente sino que te ganarás la confianza de tus superiores, lo cual les dejará dejando ver que tienes potencial para ir más lejos.

No hace falta que seas un experto en marketing, pero al menos procura manejar con naturalidad conceptos básicos sobre: Uso de redes sociales de forma comercial, el target de mercado,  la utilidad de ciertos métodos publicitarios, dónde invertir y dónde ahorrar costos.

marketing-asistente-virtual

Conocer el negocio y tener un excelente trato con el resto de los empleados

Las habilidades sociales y el manejo de la información, serán claves para convertirte en un asistente virtual indispensable, es posible que a distancia no tengas la oportunidad de observar al resto de las personas que trabajan en el mismo proyecto, pero puedes hablar con tu empleador para que te facilite sus cuentas de correo, así podrás contactarlos, presentarte y dirigirte a ellos en caso de alguna eventualidad o emergencia.

Por otro lado, saber la misión y visión de la empresa, negocio o proyecto te ayudará a marcar la diferencia entre un simple asistente y un miembro apasionado del equipo.

asistente virtual

 

 

  • Mónica Romero

    algún market place que recomienden para este trabajo? gracias.