Hablar del marketing digital o del marketing local hasta hace poco tiempo parecía algo que estaba fuera del alcance de los pequeños negocios cercanos a tu hogar o de una localidad. Sin embargo, con el crecimiento de las redes sociales, de los buscadores y de todas las acciones que los usuarios desarrollan en internet, colocar un negocio local en los mismos sitios que las grandes marcas y productos, es mucho más sencillo y, por sobre todas las cosas, al alcance del cualquier presupuesto.

¿Por qué ofrecer el marketing digital a los negocios locales?

Hace algunos años – y tal vez muchos lo recuerden – cuando alguien quería buscar algún negocio debía pasarse bastante tiempo leyendo las pequeñísimas letras de la guía de páginas amarillas que nos brindaban el teléfono y la dirección donde adquirir un producto o servicio concreto. Hoy, las cosas han cambiado bastante, basta con hacer un par de clics en el smartphone, la tablet o la laptop para acceder a la información que estamos buscando.

Pero, aquí hay una pequeña trampa, todos aquellos negocios que no se hayan puesto a tono con los tiempos que corren no van a aparecer y, por supuesto, no van a estar en la consideración de los usuarios.

El público, los consumidores, cualquiera sea su pretensión, en su gran mayoría van a recurrir a la información que puedan obtener a través de internet o de las redes sociales, antes de definir su compra. Esto hace que la diferencia entre estar y no estar en internet sea determinante para los negocios locales.

Dos historias, dos caminos…dos resultados

Como en todo ciudad o localidad, de cualquier lugar donde comer pizzas es una tradición, esta historia nos habla de dos excelentes pizzerías que había en un barrio que, bien podría ser el tuyo. Ambas pizzerías eran muy apreciadas, por calidad, sabor y buen precio, por parte de sus clientes. “La Deliciosa Pizza de Luigi” y “Don Mario Pizza” estaban en la consideración de los vecinos del barrio.

“Don Mario Pizza” había logrado mantener una clientela estable y cada tanto sacaba folletos que se repartían en varias esquinas de la localidad, para promocionar sus productos. Pero, un día, Mario notó que la pizzería de Luigi tenía, cada vez más clientes, que había ampliado su local y había rumores de que estaba a punto de inaugurar un segundo local.

Luigi y Mario, más allá de que eran competidores en el rubro, eran amigos desde la infancia, y Mario decidió ir a preguntarle a su amigo cuál era el secreto de su éxito. A pesar de la competencia, Luigi fue muy sincero con Mario y le contó que hacía unos meses lo había visitado una persona que le dejó una carpeta, ofreciéndole poner su negocio en internet. Luigi decidió arriesgarse, y esta persona que se dedicaba al marketing local, le creó una fanpage en Facebook, un sitio web y ahora, a través de internet, recibía pedidos de todos lados.

Además, le mostró que poniendo “pizzerías en mi barrio” en el buscador de Google “La Deliciosa Pizza de Luigi” aparecía en primer lugar y las personas podían hacer pedidos.

Marketing local para todos

La historia de Luigi y de Mario podría ser la de cualquier negocio. Y si tu eliges formarte como especialista en Marketing Local, tendrás a muchos Luigis dispuestos a contratarte para mejorar sus ventas. Si todavía no te has inscripto en nuestra teleclase gratuita para conocer el curso de formación en Marketing Local, te invitamos a que lo hagas y estarás abriendo las puertas a un nuevo camino.