Muchos pueden estar pensando, ¿solo 5 beneficios? No, claramente, tienes mucho más. Pero para empezar con algo, vamos a resaltar cuales son los principales beneficios que te trae el trabajar desde tu casa… ¿Estás listo?

 

1. Flexibilidad en tus horarios

Seguramente, si has trabajo a tiempo completo durante algún tiempo te ha sucedido de tener que decir: “a esa hora no puedo porque estoy trabajando”, “¿no atienden hasta más tarde?”, “te cancelo porque no llego”… y así puedo seguir todo el día.

Es que el hecho de trabajar en una oficina nos restringe a cumplir con el horario laboral durante determinadas franjas horarias, lo que nos limita muchas veces a hacer cosas que nos gustaría o perdernos momentos importantes.

El beneficio del trabajo desde tu casa es que tú manejas tus horarios.

Por ejemplo, muchas personas se concentran más trabajando durante la noche.

Pero no solo eso, si simplemente quieres disfrutar del almuerzo tranquilo junto a tu familia, si tienes que ir al médico a mitad de la mañana, o tienes un compromiso en medio de la tarde, adaptando tus horarios a tu rutina trabajando desde casa, LO PUEDES HACER.

 

2. Ahorro de tiempo y dinero

Según los expertos, miles de millones de personas de todo el mundo utiliza el transporte público o sus autos particulares para moverse desde su hogar hasta su lugar de trabajo.

Es que desgraciadamente, pocos son los que pueden afirmar que su trabajo está a la vuelta de la esquina.

La mayoría de las empresas se concentran en los centros de las ciudades, y día a día, más y más personas se alejan de los grandes muros de cemento yéndose a vivir en las afueras: aire más limpio, más espacios verdes y menos contaminación visual.

Esto lleva a que el traslado del hogar al lugar de trabajo consuma alrededor de 3 horas diarias, 15 horas semanales, 60 horas por mes y 720 horas por año, lo que equivale a 30 días sentados o parados en un medio de transporte.

Trabajando desde casa te ahorras ese tiempo inútil, lo utilizas para descansar o para pasar tiempo con tus seres queridos.

Además, no queremos sacar la cuenta de lo que ahorraríamos en pasajes, gasolina, peajes o en las comidas (ya que tenemos que comer fuera del hogar). Finalmente, este termina siendo uno de los mayores beneficios al trabajar en casa: ahorro de tiempo y dinero.

 

3. Más tiempo con tus seres querido

Cuantas veces nos hubiera gustado quedarnos desayunando con todos en casa, o compartir un almuerzo, o simplemente, tomarnos una tarde para hacer compras, tomar café o disfrutar del sol en los juegos de la plaza con nuestros hijos. ¿Estoy en lo cierto?

Otro de los beneficios que se desprende de los dos anteriores es el de pasar más tiempo con las personas a las que quieres.

El trabajo fuera del hogar, sumado al viaje hasta el lugar de trabajo, hacen que pasemos más de 12 horas fuera de casa, suerte si llegamos a la cena porque el almuerzo ya es un caso perdido.

Ni hablar de ir a ver a tu hijo jugar al fútbol a la tarde, o de salir a correr con amigas por la mañana, o de los largos almuerzos con la abuela.

Todos esos pequeños momentos que nos llenan de alegría, muchas veces, quedan relegados por la falta de tiempo. Es por eso que al regular nuestros horarios trabajando desde casa podemos hacernos el tiempo para estas personas tan queridas.

 

4. Comodidad del hogar

Trabajando desde casa hay una ventaja muy grande: puedes armar tu oficina a tu gusto.

¿Quieres trabajar en la terraza? ¿o en el balcón de tu casa? ¿tener mucha luz natural? ¿trabajar de pie? ¿tener reuniones en pijama? Todo lo que se te ocurra. Es tu casa. Es tu lugar de trabajo. Haz lo que quieras con él.

¿Tienes un hermoso sofá, pero pocas veces lo utilizas? ¿O te armaste una oficina divina en casa, pero poco tiempo pasas en ella? Trabajar de casa le da ese condimento hogareño y TUYO a todo lo que haces.

Es tu espacio y lo puedes decorar a tu gusto, incluso utilizar tu LCD de proyector. Hay muchas cosas que puedes hacer para mejorar tu espacio de trabajo si tienes la libertad de hacerlo en tu propia casa.

 

5. Vida saludable

Estar corriendo de aquí para allá en nuestra rutina diaria hace que muchas de nuestras comidas sean en lugares de comidas rápidas o suplidos por un simple café…

El beneficio de trabajar en casa es que puedes cocinarte tu propia comida o tomarte tu tiempo en el desayuno, siempre tienes la libertad de salir a comer afuera cuando lo prefieras, pero puedes regular tu dieta y hacerte el tiempo de hacer todas las comidas como lo aconsejan los médicos.

Además, puedes dedicar una de las horas que perderías en viajar, saliendo a correr, ir al gimnasio o hacer alguna actividad física que te guste. ¿Cuántas veces quisiste comenzar esa clase de aeróbica, o de boxeo, o de patín artístico, o de danza, o de fútbol, pero tus horarios no te lo permitían?

Volvemos a lo mismo: regular tu tiempo para dedicarlo a hacer otras cosas durante el día, además de trabajar. En este caso, cuidar tu salud y vivir de manera más saludable.

Resumiendo: la flexibilidad horaria, el aumento del tiempo disponible, el ahorro de dinero, el espacio de trabajo ideal y una vida saludable sumado a desarrollarte personal y profesionalmente son la combinación perfecta del trabajo desde el hogar. ¿Se te ocurren muchas cosas más?

Cuéntanos, ¿qué harías si trabajaras desde tu casa? ¿Cuál sería tu mayor beneficio?