Es un hecho cada vez más contundente. El trabajo en oficinas se vuelve difícil, tedioso y en muchos casos lento debido a la dificultad que presentan los trabajadores para concentrarse en sus funciones. Esto ha llevado a que muchas empresas busquen medios que les permitan motivar a sus empleados a fin de que puedan estar más enfocados en sus funciones.

Un estudio ha demostrado desde el año 2008 la capacidad de concentrarse en las oficinas ha disminuido un 16%. Adicionalmente, hasta un 13% de los empleados expresan que sus espacios de trabajo en las empresas no les permiten concentrarse.

Esta problemática lleva a que empresarios se planteen diferentes posibilidades que van desde el teletrabajo a rediseñar los espacios para crear las modernas oficinas divertidas.  Y la verdad es que estas estrategias pueden ayudar significativamente a la concentración.

 

¿Por qué te cuesta concentrarte en el trabajo?

A continuación te contaremos algunos de los principales elementos distractores que pueden evitar que te concentres en la oficina.

 

  • Exceso de trabajo

Si te encuentras frente a lo que parece una interminable lista de tareas pendientes, es más complicado que puedas enfocarte en una actividad en particular. Es por esto que las jornadas de trabajo demasiado largas pueden resultar contraproducentes.

 

  • Cansancio

Si no has descansado lo suficiente, ni conciliado las 8 horas de sueño recomendadas durante la noche, tu cerebro se sentirá cansado y abrumado frente a las actividades diarias por lo que te costará más concentrarte.

 

  • Trabajos repetitivos

Cuando las tareas pendientes por hacer se vuelven repetitivas tu cerebro se aburrirá, repitiendo la misma rutina constantemente, ya que se volvió monótono.

Una recomendación para combatir este aburrimiento es el de invertir el orden de las tareas que llevas a cabo. Inicia por lo más tedioso y deja lo más sencillo para el final. Adicionalmente, puedes decorar tu espacio de trabajo con flores o plantas pequeñas que puedan motivarte y sentirte a gusto en tu espacio.

Adicionalmente, puedes buscar nuevos programas o maneras de llevar a cabo las tareas, de forma que puedas simplificarlas y hacerlas de una manera diferente que evite la monotonía.

 

  • Cómodo acceso a demasiada tecnología

Si eres de las personas que es adicta a las redes sociales o a tu Smartphone, concentrarte en el trabajo será una tarea verdaderamente complicada. Sin embargo, puedes disminuir esta distracción al mantener alejados tus dispositivos de ti.

Cierra las pestañas de Facebook o Twitter y plantéate horarios para revisar tu celular y correo, así  podrás mantenerte más enfocado en tus tareas.

 

  • Ambiente de trabajo desorganizado

Si tu espacio de trabajo no está organizado y despejado te sentirás estresado y será más difícil mantener la concentración.  Toma siempre unos minutos antes de comenzar tu jornada laboral para organizar y limpiar tu escritorio de forma que esté siempre ordenado.

Otro aspecto que puede causar distracción y que escapa de tus manos es el ambiente general de la oficina. Personas hablando y caminando constantemente, teléfonos sonando te impedirán enfocarte en tus tareas.

 

Todos estos elementos llevan a disminuir la capacidad de concentración y finalmente la productividad del trabajador. Es por esto que muchos empresarios plantean la opción de reducir sus horarios de trabajo y ofrecer comodidades a sus trabajadores a fin de que puedan mantenerse enfocados en sus tareas, disfrutando de suficientes momentos de descanso y distracción.