Después de “una vida” de rutina y empleo, a los 50 años tomar la decisión de trabajar desde casa es mucho más que otra forma de obtener el dinero para vivir. La foto del escritorio o el mostrador han constituido una de las imágenes más clásicas para describir los trabajos administrativos y profesionales de la segunda mitad del siglo pasado. A su vez han representado un tipo de vida con “seguridad económica”, pero monótono y opresivo. Cientos de personas entrando a un gran edificio; salones repletos de escritorios; colas interminables frente a un mostrador; todas imágenes de un mundo que empieza a quedar solo para el recuerdo de algunos.

Transitando el cambio de era

“Que 20 años no es nada” decía Carlos Gardel en el tango Volver y eso es porque no tuvo que vivir los últimos de los tiempos actuales. La tecnología ha generado una revolución que está produciendo cambios gigantescos y de forma especialmente sensible en los hábitos de vida. Con 50 años te ha tocado pasar esta transición del trabajo presencial a trabajar desde casa, de manera online,  que permite liberarse de las ataduras que produce el tiempo estricto en la oficina y la relación con su espacio. Una oportunidad para revalorizar la vida en familia y el tiempo personal.

Tu experiencia es valiosa porque la has vivido en carne propia y seguramente los aspectos negativos que denotes de la actualidad el tiempo los encauzará entre las nuevas generaciones y sus nuevos valores. Lo que es indiscutible es lo irreversible del camino y los aspectos positivos que ayudan a vivir mejor. Es necesario que recuerdes los pensamientos que ayer eran solo sueños y hoy son realidad como trabajar desde casa.

El sueño de trabajar desde casa al alcance de un click

Y después de los cambios llegan las oportunidades para una adaptación que se impone. Un momento en la vida que especialmente necesita de proyectos revitalizantes y que no solo impliquen empleo sino también tiempo y oportunidades para vivir intensamente.

La conexión en red del mundo ya es un hecho. El fácil acceso la ha convertido en indispensable para vivir; y es en esa red donde las oportunidades son abundantes en nuevas formas de entender el trabajo –trabajo online-. Muchas profesiones que hasta ayer se requerían con presencia personal hoy se hacen con la misma efectividad a la distancia, trabajando desde casa, y permiten ser eficiente con una mejor sensación de vivir la vida.

Para adaptarse hay que animarse a vivir

Un click te da la oportunidad de trabajar online y disponer de más tiempo. Una pantalla te permite atender a un cliente a 1.000 kilómetros. Puedes disfrutar de la briza fresca del mar y trabajando desde casa. El impreso enviado a tiempo desde la barra de un bar. Puedes imaginarte disfrutando de muchos momentos en donde el trabajo desde casa es un complemento en armonía.

Animarnos a vivir es aceptar que esta nueva era necesita de guías con experiencia y prepararnos para trabajar online. VirtualiaNet, la academia de las nuevas profesiones en internet, te capacita y transforma el futuro en tu presente. Acércate a una de las clases virtuales introductorias gratis para trabajar desde casa.

Déjanos un comentario, tu experiencia es valiosa.