Como sabes, trabajar desde casa tiene muchos beneficios: evitas horas de tráfico, ahorras dinero en gasolina o en el transporte público, controlas tu entorno de trabajo y puedes decir adiós a la ropa de trabajo incómoda.

Pero es importante que cuando entres en el mundo del teletrabajo sepas a qué te enfrentas… Y sobre todo, tengas en cuenta 8 errores comunes que pueden descarrilar tu éxito si los ignoras.

Y para que eso no ocurra, te invitamos a conocerlos de cerca.

Los 8 errores más comunes al trabajar desde casa

errores_trabajar_desde_casa

1. Las distracciones.

Si tienes pareja, hijos o compañeros en casa que están acostumbrados a llevar su rutina a cabo sin que estés presente, es posible que tengas problemas con el ruido y las interrupciones.

Reserva un espacio tranquilo para tu oficina, mantén la puerta cerrada y lo más importante, establece límites.

Transmite a los que te rodean la importancia de tener un ambiente libre de distracciones mientras estás trabajando.

Si no puedes hacer esto, es teletrabajo no es para ti… Al menos, no hasta que respetes este punto.

2. La falta de una rutina.

Antes de empezar el teletrabajo probablemente tenías una rutina establecida: agarrar una taza de café en el camino al trabajo, revisar tu correo electrónico a tu llegada, las reuniones programadas y las pausas del almuerzo a la misma hora cada día…

Al trabajar desde casa hay menos estructura, y puede ser fácil sentirse abrumado por tus tareas o que te olvides de hacer ciertas cosas.

Establece una rutina que sea similar a la que tenías en la oficina y usa un cronómetro si fuera necesario para mantenerte en la tarea (puedes probar “Pomodoro” y las demás herramientas que te compartimos hace unas semanas para aumentar la productividad)

3. El aumento de la carga de trabajo.

A veces, las parejas o familiares de los teletrabajadores olvidan que están trabajando y les cargan con un montón de tareas domésticas adicionales.

Estar presente en casa no quiere decir que estés todo el tiempo disponible para lavar ropa, recados o supervisar a los niños.

Del mismo modo, los empleadores pueden pensar que hay más tiempo disponible y por tanto, que los teletrabajadores son capaces de asumir más carga de trabajo.

Así que asegúrate de no asumir tareas adicionales de más.

4. Aislamiento.

No subestimes el valor de la interacción social, especialmente si eres una persona extrovertida.

Trabajar desde casa puede ser ideal para las personalidades introvertidas que son capaces de concentrarse mejor cuando están solos, pero muchas personas descubren que se motivan y concentran mejor en compañía de otros. Y obviamente, si tú eliges cómo trabajar también puedes hacerlo en este aspecto 🙂

5. Ojos que no ven, corazón que no siente.

Cuando ya no estás interactuando en la oficina, puedes pasar algunas cosas por alto.

Tu presencia en el lugar de trabajo ayuda a recordar a tus jefes el valor de la empresa.

Cuando uno teletrabaja, hay que trabajar un poco más en el mantenimiento de la comunicación con los compañeros de trabajo (chat, vídeo o llamadas telefónicas).

Participa en proyectos de grupo siempre que sea posible es bueno.

6. Seguridad de los datos.

Sé consciente de tus tareas, proyectos y equipo de trabajo en todo momento, y mantén el antivirus actualizado. Utiliza contraseñas para acceder al sistema en todos tus dispositivos, y protege con claves las carpetas que contengan información importante.

7. Equipo limitado.

Los empleados que trabajan desde su casa a menudo lo hacen desde sus propias computadoras, impresoras, teléfonos, routers y otros aparatos electrónicos.

Trata de tener unas buenas herramientas de trabajo que te permitan teletrabajar con comodidad, seguridad y eficacia.

8. Incapacidad de separar trabajo y familia.

Al igual que con las distracciones y las responsabilidades domésticas, la línea entre el trabajo y la vida familiar puede ser borrosa cuando los teletrabajadores se encuentran realizando las tareas por la noche y los fines de semana.

Es fácil que pienses: “voy a responder a este correo electrónico” y de repente perder cuatro horas de tu sábado.

Trata de mantener tus tareas de trabajo dentro de tus horas regulares de trabajo para prevenir el tipo de agotamiento que estas líneas borrosas pueden favorecer.

Fuente