Transcriptor_Desde la llegada de Internet a nuestro mundo se ha escuchado mucho hablar sobre el trabajo del futuro. De como iba a haber una descentralización del trabajo en las grandes ciudades para comenzar a ser en forma remota, cada uno desde su hogar. Pero, ¿estaban en lo cierto?

Contrario a lo que muchos expertos opinaban, el cambio ha sido más lento, hoy en día, miles y miles de personas todavía se trasladan asinadas hasta el centro de las grandes ciudades para ejercer sus labores.

Pero este fenómeno está a punto de cambiar. O mejor dicho, el cambio ya se está gestando. En los últimos años, muchas empresas fueron naciendo y creciendo con una cultura completamente online donde uno crea sus propios horarios, disfruta de un té en el salón de su casa, habla con un compañero a miles de kilómetros de distancia, recibe importantes ingresos o evita el tráfico de las mañanas para llegar a la oficina.

Internet ha creado nuevas profesiones para nuevos tiempos, y se ha convertido en el modelo de trabajo ideal para millones de personas a quienes les ha cambiado muy positivamente la vida.

De hecho, actualmente hay 33.000 empresas en todo el mundo buscando gente que quiera trabajar desde casa, y eso supone una oportunidad única para todas aquellas personas que tengan ambición, y deseen crecer personal y profesionalmente.

Quienes ya están trabajando con esta revolucionaria modalidad resaltan algunos de sus beneficios: no tener que madrugar, evitar las caras de sueño en el tren o el autobús, no tener que soportar el tráfico, crearte tus propios horarios, dedicar más tiempo a tu familia y amigos, ahorrar tiempo y dinero e incluso trabajar en pijama convirtiendo tu habitación en una oficina improvisada.

Hace años todo eso no era más que una idea de futuro, ahora sin embargo es una realidad que abre muchas puertas a nivel personal y profesional.

Y tu, ¿qué opinas del trabajo desde casa? ¿lo has probado? ¿te gustaría probar?